Valentina Blossom


Bolso nuevo
8 febrero, 2012, 12:42 pm
Filed under: Hallazgo, Inspiración

Hace un poco menos de un mes empezaron a circular en distintos blogs las fotos de una casa que había sido publicada en la revista Covet Garden. La vi primero en Design Sponge y después en otros sitios más y me gustó. Era de esas casas donde se nota que vive gente, que se hacen cosas y que no están sobrediseñadas. Y es que si hay algo que no me gusta son esos lugares que parecen clínica, llenos de paredes blancas, sillones blancos, y algún toque “moderno”.

Ahí leí que las fotos eran de la casa (y tienda) de los creadores de Bookhou. Y como no conocía la marca, decidí investigar. Apenas hice clic para conocer la tienda que tienen en Etsy y me enamoré de todos los bolsos. Así que esta vez no logré aguantarme y decidí comprarme uno, porque se veían tan bien hechos! (Y bueno, porque además tenían una casa tan linda…)

La semana pasada llegó mi encargo y fue la mejor decisión. El bolso es súper simple, hecho de algodón orgánico estampado, con las manillas de cuero y lleno de detalles que lo dejaron rápidamente en mi Top 5. Acá les dejo algunas fotos para que lo conozcan, pero no quiero alegatos si después también quedan enamoradas del bolso y se lo tienen que comprar!



Video: Puro amor
11 enero, 2012, 9:57 am
Filed under: Matrimonio

El sábado pasado se casó una gran, gran amiga del colegio y como regalo de matrimonio con Israel les hicimos un lindo videíto de puro amor, para que mostraran durante la comida. La idea era que contaran un poco la historia de cómo se habían conocido, la propuesta de matrimonio y todos esos detallitos que no todos los invitados conocían. Aunque venga muy de cerca, me atrevo a decir que el video fue todo un éxito y nosotros quedamos encantados de trabajar con estos dos tórtolos (es que el amor les sale hasta por los poros!).

Se los dejo acá por si lo quieren ver, y si les gusta, recomiéndenos! Lo pasamos tan bien armando esto que estamos pensando seriamente hacerlo como hobby. No es mala idea, eh?



Hallazgo: Clipper Tea
28 diciembre, 2011, 3:36 pm
Filed under: Hallazgo

Aprovechando la hora de almuerzo, partí a una nueva SalcoBrand que está en El Bosque con Roger de Flor. La gracia es que es una tienda casi completamente dedicada a los productos de belleza y hay hartos esmaltes (tampoco tantos) y cremas de marcas que a veces uno no encuentra en la farmacia. Pero lo que más me llamó la atención fue un pequeño rincón donde tenían distintas marcas de té. Miré rápidamente y me enamoré de unos marca Clipper, que por lo que estuve leyendo recién son orgánicos y comercio justo y vienen en una caja preciosa (biodegradable y reciclable).

Clipper Chai

Al final, salí de la tienda sin cremas ni esmaltes, pero con dos ricos tés: un chai (mi favorito, a $ 3.500 las 20 bolsas) y una infusión de diente de león ($ 2.200 las 20 bolsas). Y sí, aunque afuera caen los patos asados, yo me haré mi infusión, para saber qué tal es.



Domingo
29 noviembre, 2011, 12:24 pm
Filed under: Inspiración

Un recuerdo del fin de semana. Parece que cada día me gustan más los claveles.



I <3 Red Velvet
23 noviembre, 2011, 5:55 pm
Filed under: Las manos en la masa

En mis lecturas diarias de blogs gringos más de una vez había escuchado hablar del red velvet. Es un sabor de torta muy típico, pero que acá es completamente desconocido (por lo menos para mí). Por eso, ahora que fui a Estados Unidos, una de mis misiones (además de conocer todo y hacer las cosas turísticas, obvio) era probarlo. Grande fue mi sorpresa cuando el segundo día, cuando hicimos el tour que venía en el paquete que compramos, nos detuvimos a un break en Bruno Pasticceria, un lindo cafecito en el West Village. Y ahí estaba: el cupcake de red velvet.

La vitrina era bien impresionante, pero para mi la decisión fue fácil. Y acertada. ¡Qué onda ese cupcake! Creo que es lejos uno de los más ricos que he probado en la vida. Todavía no tengo claro de qué es el sabor, y en realidad parece que es sólo un bizcocho con colorante rojo, pero la textura es todo. Y como no lo puedo describir, les dejo la foto.

Así es que ya saben, si están planeando un viaje a NY, no dejen de darse una vuelta por la Pasticceria Bruno. Tiene una sucursal en el West Village y otras dos en Staten Island. Y si no, por favor ayúdenme a encontrar una receta ultra probada de red velvet!



El ramo
21 noviembre, 2011, 10:37 am
Filed under: Matrimonio

Como ya les había contado antes, uno de mis sueños en la vida es ser florista. Amo las flores y me encanta aprenderme sus nombres. Por eso, cuando empecé a planificar el matrimonio, siempre supe que el ramo me lo quería hacer yo. La gente me dijo que estaba loca y que me iba a estresar de más, pero al final no fue terrible y logré armar el ramo tal como me lo imaginaba.

Para lograrlo, el día antes del matrimonio (me casé un sábado al mediodía), partí al Terminal de Flores en Santiago con mi hermana a elegir las flores. Aunque sabía más o menos lo que quería, traté de ir con la mente abierta, porque uno nunca sabe qué flores va a encontrar. Lo que sí tenía claro es que quería un ramo con muchas flores distintas, grandes y chicas, y que no fuera simétrico.

Y éste fue el resultado.

Además, en el camino aprendí que uno no tiene que hacer sólo un ramo, sino dos. Uno para llevar y el otro para tirar (si nadie me hubiera avisado esto, hubiera tirado el mío, obvio).

Para hacerlo usé peonías y ranúnculos rosados; ornitogalum (este nombre lo aprendí ese día), que son las blancas chiquititas que vienen como en un racimo; craspedias, que son las bolitas amarillas y claveles blancos, medio verdosos. Antes me cargaban los claveles, pero he descubierto que si se usan hartos juntos dan una textura muy bonita y que sirvió para “sostener” el resto de las flores.

El armado fue pura prueba y error. Partí poniendo tres peonías (una más cerrada y otras más abiertas) formando un triángulo y después fui agregando los claveles, los ornitogalum para darle altura, las craspedias para ponerle más color y los ranúnculos. Al final le puse más claveles, como por debajo, y le fui agregando más craspedias por ahí. Cuando estaba feliz con cómo se veía, lo amarré y lo dejé en agua hasta el día siguiente. El resultado fue buenísimo! Las peonías ya estaban un poco más abiertas y todo se mantuvo en su lugar. El día del matrimonio le puse sobre la amarra varias vueltas de cinta de terciopelo que cerré con unos alfileres con cabeza de corazón.

Y a ustedes, ¿les gustan las flores? ¿Alguna futura novia buscando inspiración por ahí?

(Una vez más, las fotos son de Javiera de Aguirre, mi hermana)



Volví.
18 noviembre, 2011, 11:49 am
Filed under: Matrimonio

Después de meses sin aparecer, estoy de vuelta. Y no es que los haya olvidado, es que con los planes del matrimonio y la luna de miel, anduve con la cabeza en cualquier parte y sin mucho tiempo para escribir. Pero aquí estoy! Espero ponerme al día rápidamente y aprovecharé todas las fotos del matrimonio para hacer una serie de posts relacionados con eso: cómo armar el ramo (finalmente yo hice el mío!), ideas entretes que funcionaron, zapatos, maquillaje y pelo (por la seca de la Magda, por supuesto). Y bueno, entre medio otras cosas también. Intentaré no latear mucho.

Por ahora, los dejo con una de las fotos de la preparación del ramo, el día antes del matrimonio.

Foto por Javiera de Aguirre, mi hermana.




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.